Acoso escolar en adolescentes. Evitarlo desde la prevención

By Patxi Martín | Agresiones verbales

Sep 16
acoso escolar en adolescentes

“Son cosas de niños”. Es la excusa que más he escuchado cuando ocurre algún incidente de acoso escolar en adolescentes, o bullying.

Parece que nos da miedo enfrentarnos a una situación de este tipo. Quizás porque, en general, no sabemos cómo afrontarlas. Utilizamos la “estrategia del avestruz”, escondo la cabeza bajo tierra…así no lo veo.  Hasta que “le toca a mi hijo” y comienzo a preocuparme.

Es posible evitar el acoso escolar en los adolescentes, pero para ello no solamente deben implicarse las escuelas, sino también los padres.

El acoso escolar en adolescentes se convierte en espectáculo

Parece que los casos de acoso escolar en adolescentes están aumentado en estos últimos tiempos. En realidad, siempre han existido, lo que ocurre es que ahora nos llega más información.

Vemos y oímos hablar más de ellos debido a la publicidad que los medios de comunicación y redes sociales están haciendo. Muchas veces no lo hacen con el objetivo de denunciar la situación, sino que parece que lo que buscan es solamente espectáculo.

Adolescentes graban situaciones reales de acoso escolar en sus teléfonos móviles solo para divertirse, o para conseguir visitas en YouTube. ¿Pero qué nos está pasando? ¿Qué estamos haciendo mal para que ocurran estas situaciones de acoso escolar en adolescentes?

La responsabilidad de los padres de los acosadores

Prevenir estas situaciones de acoso tiene que ser un objetivo principal en la escuelas, pero también para los padres. No podemos traspasar la responsabilidad de estas situaciones solo a la comunidad educativa. Como dijo el ex presidente de Uruguay Pepe Mújica, “no le pidamos al docente que arregle los agujeros que hay en el hogar”.

Hemos escuchado “tienes que ser más fuerte que los demás”, “no permitas que se ríen de ti” “si te pegan, pega tú más fuerte”… Estos comentarios no ayudan mucho a nuestros hijos a enfrentar este tipo de situaciones.

Tampoco ayuda ver como dejan de lado a algún compañero porque es algo diferente a los demás. Conocer esta situación e ignorarla no beneficia a nadie. Podemos estar sembrando una semilla para una posible situación de acoso escolar.

La incómoda situación de la comunidad educativa

La comunidad educativa se encuentra en una auténtica encrucijada. Por un lado, sacar a la luz una situación de acoso parece que es una mala publicidad para el centro escolar y el profesorado. Por otro, encuentran rechazo de los padres de los acosadores que niegan los hechos. Estos se defienden argumentando que “son cosas de niños” o que no existen pruebas suficientes.

¿Cómo afrontar esta situación cuando ha pasado? Reconozco que es una situación incómoda y difícil, ya que el profesor que lo denuncia se encuentra muchas veces sin apoyos, ni de sus superiores, ni de los padres. Pero ¿y si el acosado fuese tu hijo?.

taquillas de escuela¿De verdad no vemos situaciones sospechosas? Claro que sí. No hay más que esperar a que se produzca un descanso en la clase y salgan al patio para poder contemplar como se comportan los niños y los adolescentes en particular. Se trata de observar comportamientos y prevenir situaciones, en las que agresiones verbales, acaban convirtiendo en situaciones de acoso escolar.

Una gran parte de la prevención pasa por formar al profesorado para que sean capaces de detectar estas situaciones, anticipándose a que el acoso escolar ya se haya producido.

La solución empieza por prevenir

Elaborar fabulosos programas y protocolos para afrontar situaciones de acoso escolar en adolescentes no sirven de nada si no nos centramos en la prevención del acoso escolar.

Necesitamos urgentemente en la escuela programas preventivos sobre educación emocional, en los se les explique a los niños cosas tan básicas como comprender que son las agresiones verbales y porqué se producen. Pero sobre todo deben aprender a defenderse pacíficamente de ellas y no sentirse mal una vez que se produzcan. Crear una autoestima fuerte es crucial.

Es necesario en las escuelas charlas formativas y talleres prácticos sobre agresiones verbales, para que comprendan como se originan estas situaciones. Porque cualquiera de ellos puede ser tanto la víctima, como convertirse en el propio acosador.

¿Y que podemos hacer los padres?

Observa a tus hijos. Examina sus comportamientos y hábitos. Somos sus padres, y sabemos cuando nuestros hijos les pasa algo.

Podemos realizar preguntas de forma frecuente, sobre cómo les ha ido con sus compañeros ese día o sin han tenido algún problema con alguno.

Incluso comentar nosotros mismos una agresión verbal que hayamos tenido en nuestro trabajo puede ayudarles a soltarse. Será una buena oportunidad para sacar a la luz esa situación escondida que no se atreven a contar.

El acoso escolar suele empezar con una simple agresión verbal. Es una pequeña prueba que realiza el acosador para comprobar si su víctima “no es suficientemente fuerte”. En próximas entradas explicaré algunas claves prácticas para que los adolescentes sepan defenderse de estas situaciones.

¿Y tú conoces algún caso de acoso escolar? ¿Cómo crees que podría afrontarse?

¿Te gustaría salir con fuerza de las agresiones verbales?

Descubre las claves de las agresiones verbales. Como funcionan, como afectan a nuestro cuerpo, y alguna técnica para utilizarla y salir indemne cuando te sucedan.

Follow

About the Author

Te ayudo a aprender de forma autónoma, eficaz, y a mejorar la comunicación con las demás personas, mientras aumento tu autoestima. En constante aprendizaje. Convencido de que la educación emocional cambiará el mundo.

Leave a Comment:

Leave a Comment: