Actividades extraescolares para pequeños

By Patxi Martín | Aprendizaje Autónomo

Sep 08
actividades extraescolares para pequeños

Hoy hablaremos sobre las actividades extraescolares para pequeños de la casa. En anteriores entradas del blog comenté cuales eran las mejores actividades extraescolares para los adolescentes. Una lectora me preguntó que cual creía que eran las mejores para los más pequeños, así que decidí escribir esta nueva entrada contestando a su inquietud.

Los padres nos angustiamos pensando en cuales serán las mejores, pero se preguntaba esta lectora ¿hasta qué punto es necesario la realización de esas actividades, cuando lo más importante es que jueguen, se diviertan e incluso se aburran?

La preocupación de los padres sobre las actividades extraescolares para pequeños de la casa

Pensamos que son muy pequeños, pero también que es interesante que realicen actividades extraescolares como inglés, actividades deportivas… Leemos artículos, escuchamos a expertos, pero no nos aclaran mucho, y tenemos la responsabilidad de decidir por ellos.

No perdamos la cabeza intentando que hagan varias actividades extraescolares, porque son niños. Necesitan tiempo para jugar, y como decía esta lectora, “hasta para aburrirse”. Así que con una sola actividad, puede ser suficiente.

Cuando se junta en el parque, o en otro lugar a jugar, con otros niños está aprendiendo habilidades sociales. Cuando corre y practica juegos en los que necesita moverse está haciendo deporte. Incluso si baila está haciendo ejercicio físico…

Solo es necesario fijarnos en las cosas con las que más disfruta. También podemos fijarnos en qué actividad podría ayudarle más a desarrollarse. Pero siempre hay que dejar espacio para el juego y sobre todo para compartir contigo. A los niños les encanta estar con sus padres cuando son pequeños y debemos prestarles tiempo de calidad.

¿Pero si tengo que elegir actividades extraescolares para pequeños, cuál es la mejor?

Depende de su edad. Si son pequeños tienes la ventaja de que no tendrás que negociar con ellos si no quieres. Todavía eres su modelo a seguir y acataran tu decisión, casi sin enfadarse.

En cualquier caso, si puedes escucharles y observarles. Fíjate en que cosas hace y con cuales de ellas se le pasan las horas, disfrutando mientras las realiza. Piensa en como es su comportamiento, y si alguna actividad podría ayudarle en su desarrollo.

Si es muy inquieto y no puede parar de moverse, puedes optar por actividades en las que tenga que moverse y realice ejerció físico. Puede ser deporte, pero también el baile… O simplemente llevarle a la calle a correr con otros niños.

Cuando es muy nervioso, y quieres que se calme, la meditación o el yoga el puede ayudar. Afortunadamente hay numerosos lugares en que se imparten clases de yoga y mindfulness para niños.

Si son muy pequeños, permite que experimenten con actividades variadas. Hay talleres gratuitos para niños en los que se les permite experimentar con manualidades, música y otras actividades.

No recomiendo apuntarles a fútbol porque todos lo practican o ballet porque “están muy monas”. Tal vez les guste la música y necesiten moverse. La Gimnasia Rítmica o simplemente el baile es buena solución, tanto si es niño como si es niña. Sí, hay niños a los que también le gusta el baile e incluso la Gimnasia Rítmica, al igual que hay niñas a las que les gusta el fútbol.

Evita el estrés, quizás sea pequeño para empezar con algún tipo de actividad extra escolar y ahora solo necesite jugar. Pero si has decidido que debe realizar una al menos, escucha lo que te dice. No elijas actividades extraescolares para pequeños si no le gustan o no quiere hacerlas.

Escuchando a los pequeños

A comienzos de una nueva temporada deportiva, mi hija pequeña que tenía 7 años practicaba Bádminton. El año anterior había sido campeona de los Juegos Municipales de Córdoba, por segundo año consecutivo. Así que al empezar la temporada al tratar de inscribirla en Bádminton, me sorprendió contestando que “prefería Gimnasia Rítmica”.

Badminton Carolina MarinConjunto español de gimnasia ritmica

– ¿Pero si eres la campeona? – respondí sorprendido – Además, toda la gente me dice que puedes llegar a ser una buena jugadora.

– No quiero Bádminton, prefiero Gimnasia Rítmica – insistió.

Me dejó preocupado pensando. decidí que continuase con Bádminton,  y al ir a buscarla a su habitación para convencerla, me la encontré bailando con la música que salía de su radio.

– ¿Seguro que no quieres practicar Bádminton? – insistí.

– No, quiero Gimnasia Rítmica – volvió a contestarme con seguridad

– ¿Pero por qué? – pregunté – Eres la campeona…

– Sí, pero es que en Gimnasia Rítmica… hay música – respondió.

Pensé en lo feliz que se la veía mientras bailaba. Siempre tenía la música puesta a todas horas. Comprendí que había poco que hacer al respecto.

Le hice caso y solo practicó Gimnasia Rítmica ese año, ganando algunas medallas en las competiciones. Pero en el segundo, empezó a ganar prácticamente todas las competiciones en las que participó, tanto en individual como en modalidad conjuntos.

Sabía que mi hija a había tomado la decisión correcta, pero no por el número de medallas que conseguía, sino por que se la veía feliz practicando ese deporte.

 

Así que te recomiendo que escuches a tus hijos. Si hacen ejercicio físico, no es necesario que realicen  extraescolares para pequeños de tipo deportivo. Pero sobre todo, no satures su agenda. Evitarás que se estresen tus hijos… y tú también.

 

Follow

About the Author

Te ayudo a aprender de forma autónoma, eficaz, y a mejorar la comunicación con las demás personas, mientras aumento tu autoestima. En constante aprendizaje. Convencido de que la educación emocional cambiará el mundo.

Leave a Comment:

Leave a Comment: