¿Es necesaria una educación emocional?

By Patxi Martín | Educación emocional

Mar 25
familia feliz

El primer contacto con la educación emocional lo tenemos dentro de nuestra propia familia. Allí aprendemos que sentimientos tenemos, como se comporta el resto frente a estos, que elecciones tenemos a la hora de reaccionar…

Lo importante de este aprendizaje no es solo lo que se dice, sino lo que se hace.  Y no me refiero solamente a lo que hacemos y decimos con nuestros hijos, si no lo que ven que hacemos con el resto de la familia y personas con quienes nos relacionamos. Los niños aprenden por imitación, y acabarán siendo un reflejo de los comportamientos que ven en nosotros.   

No hay educación emocional en la sociedad actual

A menudo notamos que los niños y adolescentes actuales, se muestran más irritados, impulsivos, desobedientes, poco respetuosos, etc. No llegamos a entender el porqué de esta situación.

Debemos tener en cuenta que la sociedad ha cambiado muchísimo en muy pocos años. Los padres, en el mejor o peor de los casos, tienen que trabajar fuera de casa durante muchas horas. Disponen de menos tiempo libre para dedicar a sus hijos. Casi no interactúan a diarios con ellos porque están muy ocupados. Ya no se dispone de un familiar próximo (abuelos u otros familiares) que eran quienes cubrían este tipo de educación emocional.

Incluso a las familias les cuesta dejar que sus hijos vayan a jugar a casa de otros niños.  Quizás por miedo a que pueda pasarles algo o simplemente porque temen que no se vayan a comportar bien.

Esto, unido a la revolución tecnológica, que hace que los niños y adolescentes pasen horas y horas frente a una pantalla (ordenador, vídeo consola, televisión, etc.), provoca que no estén interactuando con otras personas.

La forma natural de trasmisión de este conocimiento emocional, de generación a generación, se está perdiendo. Es necesario que hagamos un esfuerzo en este sentido, para ayudar a nuestros hijos a adquirir algunas habilidades sociales básicas para la vida.  Hay que enseñarles a prestar atención a sus emociones y a las de los demás.

La educación emocional consiste en enseñar a nuestros hijos un modelo de comportamiento con nosotros como ejemplo.  Tenemos que  dotarlos de herramientas suficientes para que se enfrenten a la vida con una mayor seguridad y autoestima.

¿Quieres dar una educación emocional a tus hijos?

Follow

About the Author

Leave a Comment:

Leave a Comment: