Como mejorar el rendimiento del adolescente. Estilo de aprendizaje visual (VAK)

By Patxi Martín | Aprendizaje Autónomo

Jul 28
Adolescente estilo de aprendizaje visual VAK

Espero que hayas realizado, junto con el adolescente, el ejercicio que te propuse en la entrada anterior de este blog. Si los resultados fueron que tiene el adolescente un estilo de aprendizaje visual VAK, esta entrada te va a interesar. Aquí conocerás los problemas a los que se enfrenta y como mejorar su rendimiento, si tiene este estilo de aprendizaje.

¿Dudas si es su estilo de aprendizaje visual VAK? No importa, encontrarás aquí más pistas que te ayudarán a descubrirlo.

No estoy seguro de si es su estilo de aprendizaje visual VAK

Fijándonos en su comportamiento podemos detectar pequeños detalles que nos confirmen su estilo de aprendizaje visual VAK.

  • Forma de hablar. Utiliza expresiones o verbos relacionado con la vista. “No lo veo claro”, “no comparto tu punto de vista“, “Mira que te lo estaba diciendo”, etc.
  • Forma de mirar. En una conversación, tratará de mantener el contacto visual contigo. Prueba a ponerte a su lado, en lugar de enfrente. Si es visual acabará girándose para poder verte mejor.
  • Otros comportamientos: Si hablas con él por teléfono parecerá distraído. Es normal, no te ve y le llaman la atención otras cosas…
  • Etc.

Pero centrémonos en su aprendizaje. El adolescente, con un estilo de aprendizaje visual VAK, capta la información a través de lo que ve.

  • Piensa en imágenes y recuerda imágenes. Si tiene que recordar la palabra Francia, tratará de visualizar en su mente algo que lo relacione con ello. Por ejemplo la Torre Eiffel. Para recuperar la información, tendrá que volver a poner en su mente este monumento para poder recordar la palabra Francia.
  • Absorbe mucha información. Su capacidad visual le permite traer a la mente mucha información a la vez, de forma rápida.
  • Visualiza para relacionar. Establece relaciones entre ideas y conceptos relacionando unas imágenes con otras.
  • Mayor capacidad de abstracción. Le permite pensar en cosas sin tenerlas delante. Esto le facilitará la resolución de problemas o ser hábil en matemáticas.
  • Prefiere representaciones visuales. Cuando se trata de aprender, buscará y realizará gráficos, cuadros, láminas, carteles y diagramas.
  • Vídeos o películas. Preferirá incluso utilizar programas de ordenador para su aprendizaje. Aunque recuerda mejor lo que ha leído que lo que has escuchado, si tiene que leer un libro preferirá uno con ilustraciones (tipo cómic con viñetas y dibujos), que un libro en el solo aparezcan letras.
    Por ejemplo, en una clase normal, preferirá leer las fotocopias o transparencias a seguir la explicación oral. Tomará notas para tener después algo que leer.

El adolescente visual necesita “traducir” la información que le llega por otro canal en imágenes. Y esto último requiere un esfuerzo extra que a veces le cuesta realizar.

¿Con qué problemas se enfrenta el adolescente visual?

Entre un 40% y un 50% de los adolescentes tiene un estilo de aprendizaje visual VAK. Sin embargo, en las escuelas, la información no se transmite preferentemente por este canal. La mayor parte de ella la recibe a través del canal auditivo. El profesor, mediante una explicación oral, trata de trasmitir los conocimientos a los alumnos.

Sí, he dicho “trata”, porque es difícil comprender la información cuando te “hablan en otro idioma”. A no ser que el profesor se apoye en imágenes, esquemas y diagramas para impartir la lección, el adolescente visual acabará despistándose y perdiendo la concentración.

estudiante escribiendo en cuadernoTomás era un adolescente que tenía un estilo de aprendizaje visual fundamentalmente. Un profesor suyo, impartía un tema completo de Biología en una sola sesión de clase. Lo hacía mediante una exposición oral, sin apoyo de dibujos en pizarra u otro tipo de representación con imágenes.

Trataba de copiar todo lo que el profesor decía, o mejor dicho lo que podía. Realizaba grandes esfuerzos por tratar de seguirlo en clase, pero no le daba tiempo a copiarlo todo. Así que después de cada clase, debía juntarse con otros compañeros para completar los apuntes que había tomado.

Tenía la sensación de que la hora de clase había sido “perdida”. Pensaba que no había aprendido nada durante ella. Esta situación le hizo perder el interés por la materia, dejándola de estudiar.

Una buena atención en clase supone más de un 70% del trabajo que debe realizar un adolescente para aprobar una materia. En caso contrario, ese esfuerzo deberá duplicarse y realizarse cuando llegue a casa, sin el apoyo de un profesor.

El adolescente debe aprender a generar estrategias para enfrentarse a estas situaciones que se va a encontrar más de una vez.

¿Qué puedo hacer entonces para mejorar su aprendizaje?

El adolescente necesita comprender como aprende para buscar recursos visuales que le ayuden a memorizar los contenidos.

En el caso anterior del profesor, el adolescente podría:

  • Canal youtube eduLeer el tema el día anterior y prepararse un pequeño esquema. Esto le permitiría no tener que “copiar” toda información durante la clase y completar el esquema previo que había realizado con más imágenes y dibujos.
  • Transformar las palabras copiadas en imágenes. Para ello pueden utilizarse técnicas como los mapas mentales, diagramas, visualización de historias, etc. Un esquema solo con letras le costará trabajo al adolescente memorizarlo. En cambio si contiene dibujos, será más sencillo.
  • Buscar la misma información en formato visual. Utilizar programas de ordenador o vídeos. En Youtube hay un número enorme de vídeos sobre cualquier tema. Algunos de ellos realizados por profesores para sus propios alumnos.

Hay un canal específico sobre educación llamado Youtube Edu. En él, el adolescente podrá encontrar la misma información o similar, pero a través de su canal preferido (visual). Además los contenido están explicados por otros profesores, de un modo diferente. Podrá encontrar un profesor “a la carta”, que le resulte más sencillo de comprender sus explicaciones.

¿Se lo comento al profesor…?

Por último, también puede el adolescente hablar con el profesor y explicarle que tiene un estilo de aprendizaje visual VAK. A los padres nos da mucha vergüenza contarle a un profesor que nuestros hijos tienen problemas con su asignatura porque no entienden bien lo que explica. Seguramente la forma de comunicarnos no es la adecuada. No es lo mismo decir “el profesor no explica bien”, que decir “el adolescente no comprende bien la explicación porque aprende de forma visual”.

Opino que cuando solicitas, de forma educada, ayuda a otra persona, la mayoría no se va a negar a ello. Así que el adolescente podría decirle a su profesor:

 “¿Me preguntaba si podrías durante la explicación poner alguna imagen o esquema que aclare los conceptos? Me cuesta mucho seguir tu explicación si no hay ninguna imagen. Realmente estoy interesado en aprender”

Es difícil negarse a una petición honesta de ayuda ¿No crees?

 

En la próxima entrada hablaré sobre el estilo de aprendizaje auditivo. Comentaré algunas estrategias útiles para aquellos adolescentes que prefieren escuchas y aprenden con sonidos.

¿Qué es lo que más te intereso del artículo? Comparte tus comentarios al final de la página. También puedes compartir el contenido en las redes sociales. Te estaré muy agradecido.

Follow

About the Author

Te ayudo a aprender de forma autónoma, eficaz, y a mejorar la comunicación con las demás personas, mientras aumento tu autoestima.
En constante aprendizaje. Convencido de que la educación emocional cambiará el mundo.

Leave a Comment:

Leave a Comment: