Las agresiones verbales según Yoda de Stars Wars (parte 4 de 5)

By Patxi Martín | Agresiones verbales

Jul 10
“Caminos a la victoria hay, distintos que aplastar a un enemigo.”

Para vencer al agresor verbal, no es necesario enfrentarse a él, tratando de quedar por encima. Hay muchas formas en las que no tendrás que utilizar mucha energía para hacerlo. El pequeño Yoda de Star Wars, practica siempre la autodefensa pacifica.

 

No solamente derrotando al enemigo se ganan las batallas. Una de las formas más inteligentes de hacerlo es precisamente evitar que se produzca la batalla. Dos no se pelean si uno no quiere.

 

Cuando recibes una agresión verbal, es como si se iniciase el combate. Tu primer pensamiento es contrarrestar ese ataque con otro más potente que lo destruya.

 

Pero, quizás no sea necesario exponerse. Existen otras formas más sencillas de defenderse, y que no tratan de agredir al agresor. Es lo que yo llamo Autodefensa Pacífica.

 

¿Te interesaría conocer en qué consiste?

 

La Autodefensa Pacífica

Como te contaba, después de recibir una agresión verbal, tu primer sentimiento es de enfado. ¿Por qué me está diciendo esto a mí?

 

Solo piensas en responder para hacer “más daño” del que has recibido.

 

Sin embargo, ¿porque golpear más fuerte, si lo que podemos hacer es simplemente “parar el golpe”?

 

 

El profesor de música

Recuerdo una vez en el colegio que un profesor de música acostumbraba a golpear en la cabeza a los alumnos cuando estos hablaban en clase. No golpeaba muy fuerte, pero hacía bastante daño (créeme, lo probé algunas veces).

 

Un día, estaba comentando algo con mi compañero y el profesor se acercó a nosotros dispuesto a castigarnos. Pero cuando intentó golpear a mi amigo, este hizo una “X” con la flauta y su funda  (que era de plástico rígido). La flauta del profesor quedó encajada en la “X defensiva” de mi compañero. No pudo golpearle. Bloqueó su ataque.

flauta y funda rígida cruzadas formando una X

La primera reacción fue de sorpresa, tanto del profesor, como de mi compañero y mía. Había logrado parar el golpe.

 

El profesor lo volvió a intentar, pero de nuevo mi compañero con habilidad, realizando la misma maniobra, volvió a detener su ataque.

 

El profesor se le quedó mirando mientras sonreía por lo insólito de la situación. Entonces me miró a mí y me lanzó su golpe mortal. Yo traté de pararlo con mi flauta, pero no tenia una funda rígida, así que me alcanzó en el segundo” flautazo”.

 

Mi compañero se libró del golpe. Me pareció que como no conseguía dañarlo, simplemente dejó de intentarlo.

 

 

La respuesta de mi compañero no fue la de devolver el golpe, sino de bloquear su ataque. No quería un enfrentamiento, solo defenderse.

 

Con las agresiones verbales ocurre algo similar. No es necesario atacar al agresor, solo es necesario bloquear su ataque.

 

 

Antes de la agresión

 

Prepárate para cuando este llegue. Puedes entrenar ciertas técnicas que te ayudarán a estar en las mejores condiciones cuando sufras un agresión verbal.

 

La práctica de la respiración abdominal, para relajarte y controlar la velocidad de tus respiración, es un primer paso. Te ayudará a mantener los nervios bajo control en el momento de sufrir la agresión.

 

Además está el control del espacio. Crea barreras entre tu agresor y tú. Por ejemplo, ponte detrás de un objeto (mesa, silla, etc.) cuando pienses que te va a agredir verbalmente. Esta barrera física, te mantendrá con una mayor seguridad y tranquilidad frente a tu agresor.

 

Utiliza tu lenguaje corporal para mostrar seguridad. Si el agresor te ve con confianza, se lo pensará dos veces antes de lanzar su ataque. A veces, mantener una posición erguida es suficiente para ello.

 

 

En el momento de la agresión

 

Además de la respiración abdominal, ya comentada anteriormente, una opción muy sencilla es “ni siquiera contestar”. No digas nada, tu agresor estará esperando tu respuesta. Mientras no respondas… seguirá esperando.

 

Puede ser suficiente con mirarle con cara de extrañado, y seguir con tu camino como si no le hubiese dado importancia al ataque.

 

Hay algunas más que te mostraré en próximas entradas.

 

 

Este ha sido el cuarto de los 5 pasos que podrías seguir si deseas librarte de las agresiones verbales.

 

¿Te perdiste el primero, el segundo , o el tercero? ¿Quieres conocer el siguiente?.

 

Lo descubrirás en una próxima entrada del blog.


 

Aquí tienes uno de los pasos de mi sistema para liberarte del daño emocional que producen las agresiones verbales. Están recopilados en mi libro Best Seller “Basta Ya de Agresiones Verbales”.

 

¿Quieres conseguir una muestra gratuita del primer capítulo?  Solo tienes que pulsar aquí.

¡Basta Ya! de Agresiones Verbales

Descubre 17 Técnicas Probadas para Sentirte Poderoso Antes y Después de que una Agresión Verbal Suceda

Aprende a enfrentarlas. Utiliza técnicas efectivas para responder a la agresión verbal sin estrés.

Libérate del sentimiento de culpa. Siéntete fuerte a pesar de lo que te digan y no te veas pensando que tú eres el culpable.

Olvídate de ellas una vez que pasen. Aprende a que no te afecten y así te encontrarás bien una vez hayan finalizado.

Follow

About the Author

Te ayudo a aprender de forma autónoma, eficaz, y a mejorar tu comunicación con los demás. Ingeniero con alma de Psicólogo. Sherpa Emocional. En constante aprendizaje. Convencido de que la educación en emociones cambiará el mundo.

Leave a Comment:

Leave a Comment: