Cómo actuar después de sufrir una agresión verbal

By Patxi Martín | Agresiones verbales

Ago 30

Cómo actuar después de sufrir una agresión verbal es algo que no suelen plantearse las personas. Enfocan toda su energía en responder al agresor de la forma más eficaz posible, tratando de quedar por encima suya.

Sin embargo, cuando todo termina, independientemente del resultado, no se plantean aprovechar el suceso para aprender.

Las acciones que realice la víctima van a determinar el éxito o no del agresor.

¿Qué es lo primero que debes hacer entonces?

Calma. Lo primero es recuperarte

Ya ha pasado todo. Cálmate primero.

Aunque ha finalizado la agresión, sigues en estado de estrés. El agresor verbal ha desaparecido de tu vista, pero tú te mantienes en estado de nervios y te sientes mal.

Lo primero es calmarse. Recuerda que si no lo haces, tomarás decisiones sin pensar y las consecuencias pueden ser desastrosas. Si estás en modo de estrés, no piensas, solo reaccionas.

Respira hondo y relájate. Puedes utilizar la técnica de la respiración abdominal para volver a un estado de calma. Solo entonces, podrás tomar mejores decisiones.

¿Tengo que hacer algo ahora? ¿Le respondo?

¿Ya estás en calma? Entonces ahora analiza el suceso. No te precipites.

Piensa primero si es posible que el hecho vuelva a repetirse.

¿Tiene sentido hacer algo cuando un borracho te insulta mientras caminas por la calle? Seguramente no en ese momento. Está borracho y no es muy consciente de lo que hace.

¿Y al día siguiente? Si te le vuelves a encontrar con él por la calle, y esta vez está sereno ¿Le dices algo? Quizás ni recuerde el episodio. Será mejor dejarlo pasar ¿no crees?

Evita responder a una agresión verbal por escrito… inmediatamente

No siempre debes responder a una agresión verbal, aunque la hayas recibido por escrito.

Cuando recibes un correo electrónico o whatsapp agresivo, tienes la tentación de contestar en el momento “Se va a enterar…¿qué se ha creído?” Recuerda que en ese estado, tu respuesta no va a ser la mejor, ya que no puedes pensar de forma clara.

Da igual si la agresión se vuelve a repetir en el tiempo, a veces es mejor no contestar.

En una ocasión sufrí agresiones verbales continuas en una red social por la misma persona. No sabía quién era, utilizaba un pseudónimo. Mi táctica fue simplemente “ignorarle”. Responderle en el momento, solo habría alimentado más el conflicto. Así que dejé que el tiempo pasara hasta que se cansase, o hasta que yo encontrase una respuesta efectiva.

El agresor espera tu respuesta, así que… mantenlo a la espera…y gana más tiempo. Tal vez se aburra de esperar y desista del ataque. Puedes leer la historia completa aquí.

Demostrar indiferencia es una de las mejores defensas frente a las agresiones verbales. Si el agresor sabe que su táctica no funciona, abandonará.

Cuando no ha sabido manejar la situación

Todo ha terminado y te sientes mal. El agresor se ha salido con la suya. No te preocupes. No puedes cambiar el pasado. Pero sí puedes aprender de él.

Revisa lo ocurrido. Responde a estas preguntas básicas

  • ¿Quién hizo la agresión? Si no le conoces quizás no haya mayor problema, no volverá a suceder. Pero si no es así, ya tienes un posible agresor al que vigilar. Puede repetir su ataque en cualquier momento
  • ¿Cómo la hizo? Piensa en cómo realizó la agresión. Tal vez fue una amenaza, un insulto, etc. Detecta qué es lo que te dijo que te hizo sentir mal.
  • ¿Cuándo la realizó? El tiempo es importante. Normalmente los agresores verbales son “animales de rutina”. Si la agresión se produce a una hora aproximada, o después de un tiempo establecido (descanso, cena, después del trabajo, etc.), lo más probable es que sea ese momento el elegido para volverlo a repetir.
  • ¿Dónde se produjo? El lugar puede determinar el éxito de la agresión verbal. Si lo hizo en privado (para que nadie lo viese), puedes quizás establecer una estrategia para evitar quedarte a solas con el. Incluso si lo realiza en un lugar determinado, como un despacho o una sala, puedes tratar de pasar el menor tiempo posible allí.
  • ¿Por qué la hizo? Esta es la pregunta más importante. Si descubres qué es lo que quería conseguir con la agresión, empezarás a darte cuenta de que tú no eres el objetivo real de la agresión. Hay otra cosa que quiere conseguir, y te utiliza a ti para ello. Tú no eres el problema.

Planifica después una estrategia para cuando vuelva a ocurrir la misma situación. Piensa como reaccionarías ahora.

¿Después de sufrir una agresión verbal, te has parado alguna vez a hacerte estas preguntas?

Puedes dejar tus comentarios si lo deseas al final de esta entrada.

¿Te gustaría salir con fuerza de las agresiones verbales?

Descubre las claves de las agresiones verbales. Como funcionan, como afectan a nuestro cuerpo, y alguna técnica para utilizarla y salir indemne cuando te sucedan.

Follow

About the Author

Te ayudo a aprender de forma autónoma, eficaz, y a mejorar la comunicación con las demás personas, mientras aumento tu autoestima.
En constante aprendizaje. Convencido de que la educación emocional cambiará el mundo.

Leave a Comment:

(2) comments

Juana Maria 30 agosto, 2017

Hola, no he sufrido estos ataques verbales en las redes, soy mayor, pero si en la vida real, y la verdad es muy desagradable. reaccionaba a la agresión con violencia y perdía los papeles. Más sufrimiento. Sí aprendí

Gracias por estos artículos tan ilustrativos y didácticos

Saludos

Reply
    Patxi Martín 1 septiembre, 2017

    Gracias a tí Juana.
    Lo primero siempre es mantener la calma. Solo el que ataca es quien tiene un problema, no la víctima. Así que decide tranquilamente si respondes al ataque… o dejas al agresor esperando…
    ¡Abrazo Sherpa!

    Reply
Add Your Reply

Leave a Comment: