La actitud correcta frente a las agresiones verbales

By Patxi Martín | Agresiones verbales

Sep 05

La actitud correcta frente a las agresiones verbales marca un antes y un después cuando las recibes. Cuando tú actitud es abierta, e intentas comprender al agresor, más allá de las palabras que salen de su boca, nada de lo que diga puede dañarte.

La palabra clave es aceptación. Aceptar la situación de una agresión que estás sufriendo, te permite centrarte en buscar una solución, en lugar de centrarte en las palabras envenenadas que salen de la boca del agresor.

¿Pero esto es posible?

Nos enfadamos cuando las cosas no suceden como queremos

Las personas tendemos a enfadarnos cuando las cosas no ocurren como nosotros queremos. Esto es así de simple.

Nos enfadamos con nuestra pareja si yo quiero ir a la montaña y ella a la playa. Nos enfadamos con nuestros hijos si queremos que se coman toda la cena y no lo hacen. Nos enfadamos con nuestros superiores si no hacen caso a las propuestas que tenemos para mejorar la organización.

También enfadamos con la presentadora del tiempo cuando anuncia mañana un día lluvioso. Nos enfadamos al día siguiente con el cielo, porque efectivamente está lloviendo (como predijo la presentadora). Y si se equivoca en su predicción, y sale el sol, nos enfadamos también con ella porque nos destrozó ayer los planes con su predicción.
Pero si hasta nos enfadamos con nuestro perro si queremos que venga, y no lo hace porque prefiere jugar con una pelota o un palo… ¿Acaso entiende la orden “Ven aquí ahora mismo y siéntate”?

Nos enfadamos.

La mala noticia es que tienes poco control sobre muchas de las cosas que suceden a tu alrededor. Así que si no cambias de actitud, pasarás casi todo el día de mal humor. ¿Conoces a alguien así?

La buena noticia es que esta sensación puede cambiarse, si tú cambias de actitud.

 

Acepta las cosas que ocurren

¿Qué es más fácil, que deje de llover cuando tu quieras o que busques un plan alternativo para divertirte el fin de semana?

Se me ocurrió la entrada de hoy mientras veía un video en YouTube de la banda Jamiroquai. Tocaban en un pequeño café de Londres, y el evento era transmitido por la BBC. Pero hacía calor, el cantante Jay Kay tenía poco espacio en el escenario para poder bailar, así que debía estar algo incómodo, ya que suele moverse bastante cuando canta.

En uno de los momentos más intensos de la actuación sucede lo siguiente:

Fuente: Canal de YouTube de László Horváth, URL https://youtu.be/36Dopq92RdA

Sí, se le cae el micrófono al suelo. Justo en uno de los momentos más intensos e importantes. Aquí es donde entra en juego la actitud con la cual decides tomarte lo que sucede. Jay Kay tiene varias opciones: enfadarse con el mundo, con el técnico de sonido porque el material no está en buen estado o… lo siguiente que hizo:

Fuente: Canal de YouTube de László Horváth, URL https://youtu.be/36Dopq92RdA

No solo acepta la situación, sino que para evitar que el técnico de sonido pueda sentirse mal por la situación, le habla al oído mientras le da una palmada, y así finaliza la canción con la intensidad necesaria para que el público disfrute.

 

Acepta la agresión verbal

Si aceptas la agresión verbal que sufres como un hecho más de la vida, como un simple contratiempo, como ese día en el que te levantas y está lloviendo, solo pensarás en alternativas para que la situación no te afecte.

Aceptar no es lo mismo que resignarse. Que yo acepte que se ha producido algo que no me gusta, no quiere decir que me resigne a que vuelva a suceder.

Cuando te resignas, dejas tu voluntad en manos de la otra persona, del agresor verbal. Cuando aceptas la situación, no te enfadas porque haya sucedido, buscas alternativas para que no vuelva a suceder.

El esfuerzo garantiza resultados, la actitud el éxito.

-Patxi Martín-

¿Qué vas a hacer la próxima vez que sufras una agresión verbal, resignarte o aceptarla?

Puedes dejar tus comentarios si lo deseas al final de esta entrada.

¿Te gustaría salir con fuerza de las agresiones verbales?

Descubre las claves de las agresiones verbales. Como funcionan, como afectan a nuestro cuerpo, y alguna técnica para utilizarla y salir indemne cuando te sucedan.

Follow

About the Author

Te ayudo a aprender de forma autónoma, eficaz, y a mejorar la comunicación con las demás personas, mientras aumento tu autoestima. En constante aprendizaje. Convencido de que la educación emocional cambiará el mundo.

Leave a Comment:

Leave a Comment: